Diatermia: qué es, tipología, beneficios y tratamiento [INDIBA]

por Sep 17, 20210 Comentarios

Seguramente hayamos escuchado alguna vez hablar sobre la diatermia o más concretamente sobre la Indiba como método de tratamiento fisioterapéutico para tratar lesiones músculo-esqueléticas. Se suele decir que es muy eficaz porque los pacientes que se han tratado con este método han tenido una muy buena evolución, e incluso son muchos los deportistas de élite que la utilizan para que su recuperación y la vuelta al entrenamiento sea más rápida.  Pero a veces resulta complicado definir en qué consiste y cuál es su mecanismo de actuación, por eso en el blog de hoy os queremos explicar de manera técnica pero que a la vez sea fácil de entender los conceptos básicos sobre la diatermia, ya que en nuestro centro de Fisiomoviment utilizamos la Indiba para tratar muchas de lesiones que presentan los pacientes que acuden a nosotros. 

Si alguna vez has ido a rehabilitación, es muy probable que te hayan tratado con diferentes tipos de aparatos; este tipo de tratamiento se denomina electroterapia. Cada uno de estos aparatos trabaja a una frecuencia diferente, y los podemos clasificar de la siguiente manera:

  • Frecuencia baja: se trabaja entre 0 y 1.000 Hz. Como por ejemplo las corrientes TENS.
  • Frecuencia media: se trabaja entre 1.000 y 10.000 Hz. Como sería uno de los aparatos denominado interferenciales.
  • Frecuencia alta: se trabaja entre 10.000 y 30 MHz. Y la diatermia y más concretamente el aparato de Indiba trabaja a una frecuencia de 448.000 Hz, y es denominado radiofrecuencia.

La diatermia, por lo tanto, es un método de electroterapia de alta frecuencia, y es conocida como un tipo de terapia en la que se produce calor a nivel profundo y nos ayuda a acelerar la recuperación de lesiones. Es un tipo de tratamiento con el que se combina la terapia manual y el movimiento, a través de una tecnología innovadora que estimula y activa los mecanismos naturales de regeneración del tejido. Gracias a este tipo de tratamiento conseguimos mejorar el dolor y la movilidad, nos ayuda a bajar inflamaciones agudas, post-quirúrgicas o tratar un dolor crónico, y de esta manera se acelera la vuelta a las actividades de la vida diaria, incluso permite volver a la práctica deportiva lo antes posible. Según la patología que se presenta, su gravedad y el tiempo de evolución, se diseña un tratamiento adaptado a cada persona. A continuación, os vamos a explicar más detalladamente en este blog en qué consiste este tipo de terapia 

¿DIATERMIA QUÉ ES?

La diatermia consiste en un tratamiento no invasivo donde se consigue elevar la temperatura de los órganos o tejidos del cuerpo a través de corrientes eléctricas de radiofrecuencia. El mecanismo de actuación se produce a través de dos tipos de fenómenos biofísicos: fenómenos eléctricos (aplicado en fases y lesiones agudas) y fenómenos térmicos (aplicado en fases y lesiones subagudas y agudas).

Diatermia INDIBA4

La radiofrecuencia se utiliza para elevar la temperatura del tejido local y producir calor. El efecto del tratamiento depende de la temperatura que alcance y del tiempo que mantengamos la temperatura en la zona de trabajo. Gracias a este aumento térmico, se produce un efecto anagésico, antiinflamatorio, antiedematoso y se acelera el efecto de regeneración del tejido donde aparece un efecto proliferativo. Esto se traduce en que existe una proteína de la membrana de las células que genera unas reacciones químicas y provoca una activación de la proliferación celular. Es importante destacar que las células que se multiplican son sanas, por lo tanto en procesos oncológicos no está contraindicada su aplicación ya que esa proteína de la membrana no existe.

Indiba está basado en un sistema de frecuencia de 448 kHz, una onda que favorece el intercambio de iones entre la matriz intracelular y extracelular, que provoca que se restaure el potencial de membrana de la célula. Que haya un equilibrio eléctrico en la célula favorece a un aporte de oxígeno y nutrientes que optimiza a que se recupere el tejido dañado. Este aporte de oxígeno y nutrientes activa el sistema circulatorio y a la vez  estimula a la proliferación de fibroblastos, los cuales generan el colágeno. De aquí viene la reparación y regeneración del tejido dañado.

Se ha demostrado en diferentes estudios, que a través de la diatermia se puede estimular la proliferación de las células madre (se ha podido observar en estudios in vitro), inhibir depósitos de grasa del cuerpo y puede estimular a las células relacionadas con la formación de cartílago (los condrocitos). Por eso, a través de esta tecnología podemos llegar a:

  • Regenerar el tejido
  • Controlar la acumulación de grasa
  • Mejorar la celulitis
  • Reabsorber edemas y derrames o reducirlos
  • Prevenir erosiones de origen interno
  • Realizar tratamientos prequirúrgicos (como sería la prevención del hematoma antes de la cirugía) y postquirúrgicos (para controlar la inflamación después de la intervención)
  • Ayudar a la cicatrización de las heridas
  • Tratamiento de fístulas

Los efectos fisiológicos que producen las diferentes reacciones en el tejido dependen de la temperatura que aplicamos. Se puede conseguir efectos de:

  • Bioestimulación: no hay incremento de la temperatura en el tejido, se utiliza en fases agudas o procesos inflamatorios y se incrementa el drenaje de la zona tratada.
  • Vascularización: existe un leve aumento de la temperatura, hay un incremento del drenaje y mejora la oxigenación. Se utiliza en fases subagudas y en procesos de cicatrización.
  • Hiperactivación: potencia muy alta donde hay un efecto térmico máximo. Aumenta el drenaje y el flujo sanguíneo provocando una dilatación de los vasos sanguíneos y mejora la tensión de los tejidos.

No existe una potencia estándar para cada patología, sino que la potencia aplicada va a depender de la zona a tratar, la fase en que se encuentre la lesión y la sensación térmica que tenga cada persona. Existe una escala de sensación térmica que se aplica con la Indiba donde el paciente nos proporciona una información sensitiva: nada de calor, leve, agradable, intenso y calor muy intenso). 

Esta escala de Indiba se clasifica de la siguiente manera:

  • Sensación térmica de 1 y 2: la temperatura es basal.
  • Sensación térmica de 3, 4 y 5: es una vascularización media y hay una leve sensación de que aumenta la temperatura, aunque el tejido no se calienta realmente.
  • Sensación térmica de 6 y 7: es una vascularización alta y la sensación de temperatura es evidente y empieza a haber hiperemia.
  • Sensación térmica de 8 y 9: la temperatura es extremadamente intensa, la tensión del tejido disminuye y hay una evidente hiperemia. 
Diatermia INDIBA12

TIPOS DE DIATERMIA

La diatermia está compuesta por dos tipos de electrodos:

Diatermia INDIBA10
  • Capacitivo: se utiliza para tejido blando y osteoarticular, actúa de manera superficial y en la zona local. La reacción se produce en el lugar donde se encuentra el electrodo, y existe un calentamiento adicional por la poliamida, que es el tipo de material que recubre el electrodo. Este cabezal disminuye los valores de resistencia interna del tejido debido a esta capa de poliamida.
  • Resistivo: se utiliza para tejido fibrótico y de mala vascularización, actuando de manera superficial y profunda y es difuso. La reacción se produce en el lugar donde hay mayor resistencia entre el electrodo resistivo y la placa de retorno (una placa que se coloca en contacto con la superficie de la piel), sobre aquellos tejidos con más resistencia, como los huesos o tendones, ya que su densidad es más alta y provoca un aumento de temperatura más elevado comparado con otras áreas con estructuras blandas o con más vascularización.
indiba fases

En los tratamientos con diatermia se utilizan los dos electrodos y se aplican en los siguientes tipos de tratamiento:

Diatermia INDIBA11
  • Rehabilitación: para el tratamiento de patologías musculoesqueléticas, tanto en fases agudas, subagudas y crónicas, tales como:
    • Osteoartritis
    • Dolor cervical o dolor lumbar
    • Esguinces y distensiones.
    • Bursitis
    • Tendinopatías
    • Hematomas
    • Fracturas
    • Desgarros musculares
  • Fisioterapia deportiva: la diatermia ayuda a los deportistas a recuperarse de manera más rápida de las lesiones, evitando que se vuelvan a producir y mejorando el rendimiento. En las fases agudas a través del efecto de bioestimulación se consigue que no aumente la temperatura del tejido y en fases crónicas ayuda a mejorar el flujo sanguíneo profundo, de tal manera que limita el tiempo de parada para reanudar los entrenamientos.
  • Suelo pélvico: Existen diferentes disfunciones y patologías relacionadas con el suelo pélvico que afectan tanto a hombres como a mujeres. Combinando un trabajo de terapia manual y ejercicio activo con la diatermia se consigue reducir el dolor, incrementar la vascularización y relajar la musculatura con más facilidad. Con su aplicación se consigue:
    • Disminuir las incontinencias urinarias de manera que se puede volver más rápido a la vida cotidiana sin preocuparse ni notar la sensación de pérdidas de orina.
    • Recuperar de manera más rápida las episiotomías y los desgarros producidos en los partos.
    • Aumentar la capacidad de contracción y relajación de la musculatura pélvica.
    • Asegurar la tonificación de la musculatura de la zona pélvica en hombres para mejorar el control de la eyaculación.
    • Reducir cualquier dolor producido por una lesión del suelo pélvico, tanto a nivel agudo como crónico.
    • Tratar hemorroides o fisuras anales

.

  • Fisioestética: la diatermia aplicada a una frecuencia muy alta puede ser utilizada para tratamientos estéticos:
    • Los estudios demuestran que las células que forman el tejido adiposo disminuyen su actividad, reduciendo sus depósitos. 
    • Se puede aplicar en cicatrices después de una intervención quirúrgica o bien por una cesárea. Se acelera el proceso de curación, de reducción de la inflamación y hematomas y así favorece la correcta cicatrización.
    • La diatermia favorece el drenaje linfático y relajación, por eso se aplica en problemas relacionados con la circulación de las piernas, como la retención de líquidos. 
    • Se aplica en musculatura que presenta flacidez, ya que a través de esta técnica se consigue mantener la elasticidad y la función de los tejidos blandos, dando firmeza a la piel.
Diatermia INDIBA9

BENEFICIOS DE LA DIATERMIA

Diatermia INDIBA7

Son múltiples los beneficios que la diatermia nos puede ofrecer:

  • Tiene un efecto de regeneración tisular de las lesiones y mejora la cicatrización. Se puede aplicar en patologías musculoesqueléticas y también en patologías vasculares. Acelera el proceso de reparación del tejido, reduciendo la extensión y área dañada, tiene un efecto analgésico y antiinflamatorio. 
  • La regeneración del tejido se puede aplicar en:
    • Cartílagos: a pesar que el cartílago está poco vascularizado y tiene una tasa baja de proliferación, se ha observado que después del tratamiento eléctrico  (con bioestimulación), las células madre se activan en la condogénesis o formación de tejido cartilaginoso, y se promueve la síntesis de macromoléculas de la matriz del cartílago.
    • Huesos: la diatermia acelera la reparación de daños del tejido óseo, ya sea por fractura como por degeneración. Existe una reparación del hueso gracias a la aceleración de la mineralización.
  • Se puede aplicar en tratamientos anticelulíticos y antiadipogénicos: la diatermia se puede aplicar en medicina estética para reducir y moldear el tejido adiposo y reducir la celulitis. Los resultados obtenidos en los estudios realizados muestran que se llega a reducir la cantidad de ácidos grasos sintetizados y acumulados por las células madre.

Según los estudios publicados hasta el momento sobre la Indiba se han llegado a las siguientes conclusiones:

  • Es un tratamiento eficaz y seguro para las lesiones musculoesqueléticas en deportistas, ya que disminuye el dolor, recupera la movilidad funcional y disminuye el tiempo de rehabilitación.
  • Se consigue una recuperación total en un 73,3% de los casos. Las lesiones agudas tienen un mejor pronóstico consiguiendo su recuperación total en un 85,7% de los casos, mientras que en las crónicas se consigue en un 47,0% de los casos.
  • La recuperación de una misma lesión es más rápida en número de sesiones en aquellos que han sido tratados con diatermia según los estudios clínicos publicados.
  • No existe una correlación en el pronóstico de evolución de las lesiones agudas segun el sexo, pero sí en el de las crónicas.
  • El orden de mayor eficacia según la patología se establece en primer lugar en las musculares, luego en las óseas y articulares, y por último en las ligamentosas.

Existen contraindicaciones específicas para el uso de diatermia:

  • Que la persona tenga un marcapasos o algún implante electrónico inamovible .
  • Mujeres embarazadas
  • Heridas abiertas o quemaduras, donde la piel esté intacta (solo se podría aplicar en zonas cercanas para reabsorber posibles hematomas o disminuir inflamación).
  • En casos con tromboflebitis.
  • Personas que tengan falta de sensibilidad, producidas por lesiones nerviosas o tratamientos farmacéuticos que reduzcan la sensibilidad al dolor y al calor y no puedan percibir la sensación que aporta el electrodo. 
  • Es importante destacar que no está contraindicado en prótesis ni en procesos oncológicos. 

Salud, movilidad, funcionalidad, fuerza, vida

TRATAMIENTO DE LA DIATERMIA

Para la realización de un tratamiento con diatermia vamos a tener en cuenta que utilizaremos dos electrodos tal y como hemos comentado anteriormente: el capacitivo y el resistivo.

Podemos realizar dos opciones de tratamiento: una local y otra global. En las dos variantes utilizaremos el electrodo capacitivo y resistivo para llegar a abordar todos los planos del tejido lesionado (para el tejido superficial, profundo, tejido duro y blando). A partir de aquí se realizará un tratamiento compuesto por tres fases:

  1. Fase de preparación:  se utiliza el electrodo capacitivo y es un tratamiento superficial donde se abordan las estructuras blandas.
  2. Fase principal: se utiliza el electrodo resistivo y se tratan en profundidad las estructuras relacionadas con la patología.
  3. Vuelta a la calma: se vuelve a aplicar el electrodo capacitivo para drenar y descongestionar el tejido tratado.

En el momento de realizar un tratamiento fisioterapéutico, nos planteamos si la aplicación de la diatermia se realiza antes, durante o después de aplicar el resto de alternativas terapéuticas. Cuando aplicamos técnicas manuales, podemos integrar la diatermia en la totalidad de su tratamiento.

Dentro del tratamiento rehabilitador, la diatermia está indicada para patologías como la artrosis, dolores musculares (puntos gatillo), para lesiones ligamentosas o tendinosas y roturas fibrilares. En prácticamente todos los casos aplicaremos las tres fases citadas anteriormente, pero en cada una de las lesiones modificaremos la sensación térmica y el tiempo de aplicación de cada electrodo.

Existen unos protocolos para cada tipo de patología, que podemos aplicar modificaciones según el tipo de paciente, patología y sintomatología. El el centro de Fisiomoviment aplicamos la Indiba para para tratar este tipo de patología entre otros:

  • ARTROSIS: 
  • En fase aguda: el objetivo es disminuir el dolor y la inflamación. Se aplicará el electrodo capacitivo con una sensación térmica de 6 y el resistivo dando movilidad a la articulación, traccionando y descoaptando con una sensación térmica de 3.
  • En fase de normalización: el objetivo es mejorar la movilidad y reducir el dolor. La fase del electrodo restrictivo será más larga y con una sensación térmica más alta, llegando a 8.
  • TENDINOPATÍAS:
  • En una fase de cicatrización y/o aguda tenemos como objetivo disminuir el dolor, inflamación y mejorar el trofismo. Se aplicará primero el electrodo capacitivo y luego el resistivo con una sensación térmica media (de 6) y se finalizará con el capacitivo en una sensación térmica baja (de 1).
  • En una fase más aguda y de normalización se intentará conseguir la funcionalidad máxima del tendón aplicando ambos electrodos con una sensación térmica alta.
  • LESIONES LIGAMENTOSAS:
  • En una fase agua e inflamatoria aplicaremos únicamente el electrodo capacitivo con una sensación térmica mínima para disminuir el dolor y la inflamación.
  • En una fase de cicatrización, el objetivo será mejorar el trofismo tisular y mejorar la movilidad. Se puede empezar aplicando el electrodo capacitivo y resistivo con una sensación térmica media (de 5) y finalizar con el electrodo resistivo a un 1.
  • En una fase de normalización se puede aplicar el electrodo con una sensación térmica alta.
  • CONTRACTURAS MUSCULARES:
  • En una fase aguda, el objetivo que se plantea es disminuir el dolor y relajar el tono muscular. Aplicaremos ambos electrodos con una sensación térmica suave (de 5) aplicando masoterapia en la zona afectada simultáneamente.
  • En una fase de normalización, trataremos de mejorar el trofismo y la desaparición de la contractura. También se aplicaran ambos electrodos con una sensación térmica más alta (llegando al 7 u 8).
  • Se pueden aplicar técnicas específicas para puntos gatillo con el electrodo resistivo.
  • ROTURAS FIBRILARES:
  • En una fase inflamatoria aplicaremos únicamente el electrodo capacitivo con una sensación térmica mínima para disminuir el dolor y la inflamación.
  • En una fase de cicatrización, el objetivo será mejorar el trofismo tisular y la cicatrización tisular. se puede empezar aplicando el electrodo capacitivo y resistivo con una sensación térmica media (de 5) y finalizar con el electrodo resistivo a un 1,
  • En una fase de normalización se puede aplicar el electrodo con una sensación térmica alta y finalizar con el electrodo capacitivo con una sensación térmica de 1.

Hasta el momento existen más de 300 estudios y referencia bibliográficas en los que se asegura la efectividad de la diatermia, y más concretamente de Indiba se disponen de 192 citas bibliográficas, 30 publicaciones indexadas, 12 tesinas y 8 tesis doctorales, donde se demuestra que:

  • Acelera la recuperación de las patologías.
  • Existe una mejoría en las lesiones crónicas
  • Disminuye el dolor desde la primera sesión.
  • Ayuda a rehabilitar los tejidos tanto blandos como duros
  • Se trata de una técnica segura e inocua.

CONCLUSIÓN COMO FISIOTERAPEUTAS

La Indiba se trata de un método de tratamiento de electroterapia de alta frecuencia donde se produce calor a nivel profundo en el tejido corporal y ayuda al proceso de recuperación de lesiones gracias a los mecanismos naturales de regeneración del tejido. Es un tratamiento con el que se combina la terapia manual y el movimiento y gracias a ello conseguimos mejorar el dolor y la movilidad, bajar la inflamación y tratar lesiones tanto agudas como crónicas. Gracias al aumento térmico se produce un efecto proliferativo de las células de las membranas consiguiendo que se produzca una regeneración del tejido lesionado.

Se puede aplicar este tratamiento en diferentes tipologías de lesiones. A nivel de rehabilitación tratamos patologías musculoesqueléticas y también se aplica en la fisioterapia deportiva para acelerar el proceso de recuperación. Está indicada en patologías del suelo pélvico para el tratamiento de incontinencias urinarias, episiotomías, desgarros, para la recuperación de cesáreas y diástasis abdominal entre otras. Por otro lado, también se aplica en el campo de la fisioestética donde se consigue reducir el tejido adiposo, tratar cicatrices y se aplica en casos de flacidez dando firmeza.

Existen diferentes estudios científicos donde se ha demostrado que la Indiba tiene un efecto de regeneración del tejido y mejora la cicatrización y se puede aplicar tanto en lesiones agudas como crónicas ayudando también a disminuir el dolor y la inflamación. En el centro de Fisiomoviment disponemos de un aparato de diatermia de la marca Indiba donde combinamos su tratamiento con la terapia manual para ayudar a tratar cualquier lesión musculoesquelética, de suelo pélvico y a nivel de estética. Así que no dudes en acudir a nuestro centro o preguntar por este tipo de tratamiento para ayudar a solventar tu problema. 

Salud, movilidad, funcionalidad, fuerza, vida